Duarte, Fidel y Yunes son lo mismo: AMLO

*En la república amorosa, también hay reclamos fraternos

*El PRI y el PAN han sumido a Veracruz en la corrupción

Norma Trujillo Báez

Ante 10 mil veracruzanos, el candidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, admitió que es difícil acabar con la corrupción, porque quienes gobiernan han querido hacer de esa práctica una cultura, por lo que llamó a poner el tema en el centro del debate nacional e hizo “reclamos amorosos y fraternos” porque los veracruzanos no merecen lo que está pasando con la corrupción, los atropellos y el abuso de poder, porque el problema de Veracruz “es su gobierno, es mucho pueblo para tan poco gobierno”.

Reunidos en la Plaza Lerdo, miembros del Movimiento de Regeneración Nacional, militantes del Partido de la Revolución Democrática, del Partido del Trabajo y del Movimiento Ciudadano, escucharon del tabasqueño que si se quiere un cambio de los atropellos y el abuso del poder  en Veracruz se debe hablar con la verdad, “muchos estaban atontados por el bombardeo publicitario: en la radio: fidelidad, fidelidad, fidelidad; en los periódicos el señor gobernador, en las calles todo pintado de rojo, ahí tienen su fidelidad, los tenían bien choreados”.

A esos Xalapeños  -que en esta ocasión se vio la presencia de muchos jóvenes, algunos portaban una camiseta con la leyenda “Soy prole y voy con el Peje- y de algunos municipios  de la zona centro de la entidad que se arremolinaban para saludarlo y que no paraban de gritar, ¡AMLO presidente, AMLO presidente!, señaló “los veracruzanos no merecen lo que les está pasando con la corrupción, los atropellos y el abuso de poder”.

Y entonces, desde la República Amorosa, lanzó reclamos “fraternos y amorosos”, pues uno de los grandes problemas de Veracruz es la corrupción: si queremos que las cosas cambien, tenemos que hablar con la verdad, ser honestos. Muchos estaban atontados por la publicidad, por el bombardeo publicitario, en la radio: fidelidad, fidelidad, fidelidad; en la televisión fidelidad, fidelidad, en los periódicos el señor gobernador, en los caminos todo pintado de rojo, le preguntaba a personas ¿Cómo ves a tu gobernador? muy bien,  Ahí tienen su fidelidad. Los tenían bien choreados, bien manipulados.

Pero además de la fidelidad, también recordó que estaba Yunes (Miguel Ángel Yunes Linares) “¿Qué acaso no es lo mismo el PRI y el PAN?, ¿es distinto Yunes que Fidel Herrera  o Fidel Herrera y con Duarte?, ya chole, vámonos por un camino del todo nuevo”.

La música de viento, la batucada y los gritos de la multitud acompañaban al candidato presidencial  cuando criticó a los gobiernos veracruzanos, despertó el avispero para hacer rechiflas y voltear la mirada hacia Palacio de Gobierno.

Así el candidato presidencial  que se llevó 15 minutos para llegar al presidio porque todos sus simpatizantes querían saludarlo, “prometió convertir la honestidad en estilo de vida y forma de gobierno y a quienes  piensan que eso no es lo más importante o que no será fácil erradicar la corrupción es necesario ponerlo en el centro del debate nacional”.

Al combatir la corrupción se podrían tener recursos públicos suficientes para impulsar el desarrollo de México, “sostengo que cuando ese dinero se maneje con honradez y se distribuya con justicia, las cosas van a mejorar en nuestro país y a eso me estoy comprometiendo, a ser guardián del dinero del pueblo, a ser guardián del presupuesto público, me comprometo a manejar ese dinero con honradez y a distribuirlo con justicia”.

Acompañado de los dirigentes  estatales del PRD, PT y Movimiento Ciudadano, de los candidatos a las diputaciones federales de los 21 distritos electorales, de los dos al Senado de la República, López Obrador refirió que poniendo la honestidad por delante se puede modificar el rumbo del país, para lo que expuso “un plan sencillo y trascendente, profundo, vamos a ahorrar de esos 3 billones 700 mil millones (del presupuesto público para este año), vamos a ahorrar 600 mil millones , la mitad se obtendría del ahorro del gasto público, quitar los privilegios, los servidores públicos van a andar a ras de tierra y los otros 300 mil millones del combate a la corrupción”.

Vender el voto al PRI o al PAN es asumirse esclavo

López Obrador afirmó que los gobiernos primero empobrecen a la gente y luego le reparten despensas, como lo hacen en las campañas, pero los ciudadanos están en su derecho de recibir las despensas, láminas, y dádivas que les ofrezcan PAN y PRI para comprar su voto, por eso les dijo, “reciban lo que les den, es suyo, porque se compró con su dinero, el dinero del pueblo. Pero aquí se vale una mentirita piadosa, aunque reciban eso y digan que votarán por ellos, no lo hagan”.

Porque todo lo que les dan es pan para hoy y hambre para mañana, afirmó- y agrego, nuestro problema no es con los priistas y panistas de abajo, porque ellos están igual de amolados que todos nosotros; nuestro problema es con quienes están arriba, en el poder, abusando del pueblo, sumiéndolo.

Asimismo, se refirió a sus adversarios diciendo que aunque la contienda por la presidencia es entre 3 hombres (AMLO, Peña Nieto y Quadri) y una mujer (Vázquez Mota), dos de esos hombres y esa dama, sólo representan más de lo mismo, “más sumisión, pobreza e inseguridad para México”.

 

Tenemos que salvar a México y a Veracruz de la inseguridad

“Tenemos que salvar a Veracruz y a México de la crisis de inseguridad que vivimos… ¿Cómo es que hemos llegado hasta esto?, porque tenemos una economía, un sistema que nos oprime… no se generan los empleos suficientes y las oportunidades para los jóvenes, entonces sólo tienen tres opciones: irse como millones de veracruzanos del otro lado de la frontera, refugiarse en el comercio informal, o enrolarse en las filas de la delincuencia organizada”.

Veracruz es ejemplo de esa absurda política de abandono al campo, que ha expulsado a los veracruzanos a la frontera y del otro lado de ella, por ello, insistió que es combatiendo la pobreza y  la corrupción  y no mediante condenas coercitivas, como logrará revertirse la violencia que golpea a la nación.

La desigualdad y falta de oportunidades –dijo- es uno de los grandes males que lacera a México, para combatirla hay que mejorar la economía mexicana  que es de la que menos ha crecido en el mundo, y por ello no se ha generado empleo, ni paz ni tranquilidad.

De las ganancias de Petróleos Mexicanos, y contrario a la privatización de Pemex que promueven sus adversarios del PRI y PAN, refirió: El petróleo es de la nación, no de los gobiernos, así que no se vende, o que no han leído el artículo 27 constitucional que dice que es de la nación.

Antes de marcharse de la capital del estado, hizo un llamado a los protagonistas del cambio, a que sigan invitando por medio de las redes sociales para que más mexicanos se unan a su campaña, ya que dijo, que “los medios de comunicación, aunque hay honrosas excepciones”, no informan de su campaña “.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: