“jamás dije que no era culpable Celestino, pero sigo sosteniendo que nadie es culpable hasta que se le compruebe”: Margarita Guillaomin

Norma Trujillo Baéz
“Yo nunca defendí a Celestino, jamás dije que no era culpable” asegura la ex diputada local perredista, Margarita Guillaomín Romero, “alguien no hizo su trabajo, yo siempre dije que se aplicara la ley, si se hubiera hecho no hubiésemos visto el hecho lamentable con el menor violado por mi ex compañero diputado”.
            Así respondió al ser cuestionada sobre su ex compañero de fracción parlamentaria Celestino Rivera, cuando se le acusó de haber violado a una menor indígena de la comunidad Las Puentes del municipio de Tempoal, “sigo sosteniendo que todo acusado de un delito tiene constitucionalmente el beneficio de la duda de acuerdo a la Costitución Política de este país y una serie de tratados de Derechos Humanos y lo que siempre pedí y dejé claro que el procurador de Justicia, en este caso, Salvador Mikel Rivera, llevara un proceso apegado a derecho.
            En ese caso de la menor, dijo que lo que sucedió fue una mala integración de la averiguación previa, mala definición del Ministerio Público, lamentablemente tiene que ocurrir otro hecho para que pudieran proceder, que espero se dé conforme a derecho y que se proteja a la víctima o a las víctimas, es una oportunidad para analizar las oportunidades jurídicas, abrir las diversas causas pendientes.
            Entonces se le insistió ¿En el caso Celestino se negoció políticamente? y respondió “yo no he sido parte y espero jamás en mi vida ser parte de una negociación cuyo precio sea la impunidad de un delito de los más graves que yo considero que hay y que lamentablemente prolifera que es el abuso sexual o la explotación sexual de menores.
            En aquel entonces, dijo que el ex diputado Celestino no les pidió apoyo como bancada, “personalmente y el grupo legislativo como tal no íbamos a ser sus acusadores ni sus fiscales porque no era nuestro papel, yo no tenía un cargo de fiscal, ni Ministerio Público, y la posición del PRD fue investíguese a fondo y aplíquese la ley y se dijo que si llegaba la solicitud del desafuero íbamos a votar a favor”.
            Al preguntarle qué cuidado debe tener ahora el PRD para no volver a postular a gente como el ex diputado, respondió que la vergüenza pública que recae sobre Celestino y la indignación social que produce su caso, habiendo ocupado cargos de servicio público, toca y lastima a la propia institución, así como los casos de pederastia en el seno de la Iglesia Católica alcanzan a la institución Iglesia.
            Se pueden encontrar presuntos violadores o violadores en instituciones religiosas, educativas, políticas de todos los colores y de todos los sabores; en instituciones académicas del más alto nivel, y hasta en escuelas de párvulos, pero lo que sí es cierto que con el tiempo Cellestino se olvidará y del hecho siempre se le señalará al PRD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: