Aún no ejercen el voto corporativo las diversas religiones

*Investigadores piden que se legisle para todas las creencias religiosas

Norma Trujillo Báez

Ningún jerarca dela IglesiaCatólica ni pastores religiosos han podido promover el voto corporativo aunque sería peligroso que lo hicieran, coincidieron investigadores en la conferencia “Diversidad Religiosa” dentro dela FeriaInternacionaldel Libro 2011, quienes señalaron que son muy pocos al interior de las diversas iglesias quienes piensan que el mundo y la política están contaminados y se debe luchar por una descontaminación, asimismo que ante la diversidad religiosa ya no se debe legislar homogéneamente y las políticas públicas de educación y salud deben incluir a los ciudadanos de las diversas creencias religiosas.

            En su participaciónla Reneéde la Torre, miembro del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social de Occidente, afirmó que aunque sí existen pequeñas comunidades en donde el líder puede tener este manejo clientelar también ocurre en algunas grandes denominaciones de este país, en la generalidad, gracias a Dios, “la conciencia ciudadana queda a cargo del individuo y es quien decide por qué candidatos votar y la mayor de las veces no es realmente un asunto en donde esté coordinado por la decisión de los pastores y en donde sus ovejas hagan lo que sus pastores les indican en términos de sus derechos ciudadanos”

            La investigadora expuso que en cuestiones de política-religión existen encuestas de opinión que “dan risa” tienen en la mente si este es Pentecostal seguro que no puede votar por el PRD pero tampoco puede votar por el PAN porque lo van a identificar con los católicos entonces va a votar por el PRI, al contrario si es católico es seguro que va a votar por el PAN.

            Sin embargo sería peligroso que algunos pastores decidieran el voto de los mexicanos, la investigadora, no obstante uno de los avances que en las diversas religiones actúan con libre albedrío, “el individuo sabe que tiene no solo el derecho sino la capacidad de elegir primero su religión, convertirse o salirse, y votar o no votar por alguien”.

            Felipe Vázquez Palacios, investigador del Ciesas-Golfo, agregó que los grupos religiosos tienen tres posturas definidas, “por un lado están los que dicen la política es una cosa y lo religioso es otra cosa y no podemos mezclarlas, por lo tanto, la única salida que tenemos como creyentes es cantar en nuestra iglesia adorando a nuestro Dios y lo que pase en el mundo no me importa”.

            Otra de las posturas es que “el mundo y la sociedad necesitan convivir, pero todo esto está penetrado por males espirituales a los que es necesario enfrentar y combatir y la única acción que debemos hacer es entender campañas contra satanás y buscar la protección divina y la única acción es orar, hincarnos y pedir por nuestros gobernantes”.

            Mientras que la tercer opción es aquella en donde se presenta una participación ciudadana conciente, en donde el mundo y la política aparecen como algo contaminado que es necesario descontaminar y para eso es necesario que se metan a lo social, a lo político y desde ahí empiecen a hacer acción social y ciudadana, pero son los menos, sostuvo el investigador.

            La disensión en materia religiosa se vuelve un motivo importante para hacer presencia y hacer pedir que se cumplan los derechos, la igualdad en el trato legal, dijo Cristina Gutiérrez Zúñiga, miembro la doctora en Ciencias Sociales por el Colegio de Jalisco, quien consideró que la presencia de diversas religiones están produciendo la necesidad que el propio estado se plantee otra forma de trabajar con la ciudadanía porque ya no se puede legislar para una homogeneidad.

            “Se tiene que legislar para una pluralidad, no se puede legislar políticas educativas para una homogeneidad se tienen que tomar en cuenta la diversidad religiosa, se tienen que plantear políticas públicas para todos, de salud y educación para una diversidad y este mismo es un ejercicio que de alguna manera está forzando la creación de nuevos consensos, podemos iniciar un camino para la ciudadanía plural”, expuso la investigadora.

            Asimismo, los investigadores señalaron que entre más estudios se tienen la fe es menor y de los grados educativos y las religiones señalaron que la mitad de los católicos tienen un nivel de primaria y la otra mitad se reparte en partes iguales en la gente que no ha ido a la escuela, la gente que tiene secundaria, la que tiene preparatoria y la que ha respondido a nivel superior, este último solo es el 10 por ciento, de ahí podemos decir que son pedazos del pastel repartidos en partes iguales.

            Vemos que en las diferentes congregaciones hay contrastes enormes en esta cuestión, por ejemplo, los protestantes históricos reproducen la distribución de niveles escolares que tiene la población en general, pero por ejemplo, el grupo mormón es distinto, ahí vemos que el 30 por ciento tiene la primaria pero que el 20 por ciento recibe educación superior.

            En el grupo adventista el 60 por ciento tiene la primaria y solo un 4 por ciento han recibido educación universitaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: