Crónica de una manifestación pactada

*En esta manifestación priísta no hay represión por parte del gobierno duartista

*El dirigente de los cardenistas”será diputado”, señala uno de sus seguidores

Norma Trujillo Báez

Sin ningún robocop o policías antimotines ni amenazas de ser demandados por el gobierno del estado o municipal como se ha hecho con otras manifestaciones, los miembros dela AsociaciónPolíticaCardenista bloquearon los accesos a la capital del estado y la calle Enríquez por más de cuatro horas, asimismo provocaron la cancelación  de una reunión que sostendría el mandatario estatal con empresarios, ya que Javier Duarte de Ochoa prefirió atender al aliado electoral del PRI, Antonio Luna Andrade, a quien le “aseguró que será portavoz de la demanda de apoyos federales y la cancelación de Laguna Verde”.

            Desde temprana hora los campesinos llegaron a los diferentes puntos de la ciudad, Coatepec, Las Trancas, Banderilla, mientras que otros se dirigieron haciala PlazaLerdo, provenientes de diversos municipios de la entidad, se negaban a dar declaraciones, hasta que estuviera su dirigente, “el es único autorizado para hablar”, por eso bajo el sol miles de manifestantes solo vitoreaban el respaldo a su dirigente y algunos se limitaron a decir que “Toño será diputado”.

            En el plantón que estaba ubicado en la salida Xalapa-Banderilla, cuando el gobernador Javier Duarte de Ochoa, fue hasta los manifestantes para invitar al dirigente dela AsociaciónCardenistaa dialogar, sostuvieron una reunión a puerta cerrada en la sala de Juntas dela Secretaríade Finanzas.

            Allí, el gobernador sostuvo que Luna Andrade le expuso los temas del alza de los precios de la canasta básica y las tarifas de energía eléctrica, pero que el gobierno es “respetuoso de los derechos civiles y ciudadanos de los veracruzanos, y tolerantes, siempre hemos privilegiado el diálogo bajo cualquier circunstancia”.

            Sin respetar el acuerdo de desbloquar las avenidas, el dirigente cardenista llegó ala PlazaLerdoy denominó “pendejos” a los que se quejaron de su plantón, porque “no se dan cuenta de la pobreza que ha generado el gobierno federal” y retomando las criticas de la izquierda y apropiándose de la lucha del Morena (Movimiento de Renovación Nacional), ahora se convirtió en un defensor de la canasta básica, que ya no se importen granos y se atienda al campo, y por primera vez se pronunció por el cierre de Laguna Verde.

            Al ser cuestionado sobre “esta nueva bandera”, Luna Andrade respondió que “somos una asociación partidista” por lo que no se uniría a un movimiento ambientalista y, redescubriendo la pobreza dijo: “el gobierno de Felipe Calderón ha sumido a la pobreza a millones de mexicanos y veracruzanos, ya la gente no puede pagar los altos costos de la energía eléctrica, del transporte, del gas doméstico y productos básicos”.

            Sobre estas demandas -afirmó el dirigente Cardenista-  “el gobernador se comprometió a ser portavoz de la inquietud de los 50 mil veracruzanos que hoy se movilizaron por todo el estado y nosotros nos comprometimos a ya no realizar otra movilización, porque somos una asociación de 100 mil afiliados”.

            El dirigente cardenista, tímidamente, señaló que también le hacía un reclamo a Javier Duarte, ya que le otorgó 50 mil votos para que obtuviera la gubernatura y ahora “tiene que apoyarnos”, asimismo afirmó que el único reclamo que le hacía a la administración duartista es que “algunos funcionarios no están cumpliendo”, de los cuales no quiso decir de quién se trata.   

            Después de ello, se acercó hasta la entrada principal de Palacio de Gobierno para dirigirse al despacho del gobernador, en donde fue atendido de nuevo por Javier Duarte de Ochoa y después de un diálogo, se tomaron la foto en el balcón y juntos saludaron a los cardenistas que se encontraban enla Plaza Lerdoy en la calle de Enríquez.


A %d blogueros les gusta esto: