Surrealista asamblea de la Fundación Colosio

* Desayuno a “campo traviesa”, edecanes con cabello morado, consejeros no priistas que no llegaron, música de cuerdas en vivo, una reivindicación ecologista con la ausencia del aliado verde y una dirigente nacional “inspirada”

 Ramón Moreno Alvarado

Xalapa, Ver. a 2 de abril de 2006.- La asamblea extraordinaria de la Fundación Colosio AC en Veracruz, el cerebro del PRI, en donde se relevaría al presidente estatal, Mauricio Guillaumin Croda por Harry Jackson Sosa, se llevó a cabo este domingo en medio de un ambiente que bien podríamos calificar de “surrealista” y no sólo por las edecanes de cabellos morados, único símbolo de reflexión por tener el tercer lugar en las preferencias electorales.

            Ambientado en una esquina del Jardín de las Esculturas, lejos de la colección permanente del IVEC que abarca una parte importante del espacio cultural, en un rincón con sombra de hules y hayas, desayunaron parte del priismo veracruzano, a unos 50 metros de la carretera federal a Veracruz, en donde los críticos y resentidos que en otros tiempos se disciplinaban, en ésta ocasión se ausentaron o no los invitaron.

            La alfombra de hojarasca y raíces de los voraces hules que consumen la tierra, daban ese toque “ecologista” que el nuevo presidente de la Fundación, Harry Jackson, dijo reivindicar en su discurso y, continuó: “no diré que prometo hacer, quiero informar más adelante y pronto, lo que hicimos”, luego dijo requerir, al igual que, como el espacio abierto y libre en el que estábamos, que escucharía las voces de todos, esa “pluralidad discursiva” se notó en los manteles que adornaban la mesa: azules, amarillos, naranjas, rosados, menos el color del aliado, quien por cierto no hubo ningún representante ni en el presidium, ni en las mesas desayunando.

            Aunque tal vez no pensaban lo mismo los meseros que debían caminar más de 100 metros cargando las pesadas charolas con platos y vasos, llenos y vacíos, desde donde tenían la cocina hasta donde instalaron las mesas de la ocurrencia del organizador y que por educación o tal vez por temor a perder la chamba no les salió lo alvaradeño que todos los veracruzanos llevamos dentro.  

            Previamente a la llegada del mandatario estatal, Fidel Herrera y de la presidenta nacional de la Fundación Colosio, Beatriz Paredes, el presidente del PRI, Edel Álvarez Peña, adelantó la orden del día de esta asamblea en donde los consejeros votaron porque Jackson relevara a Guillaumin, como un mero cumplimiento de la forma y luego declaró un receso para recibir a “tío Fide” y “Bety la folk”, mientras un quinteto de cuerdas entonaba “Bésame mucho” y alguno, entre distraído y discreto, quitaban alguna hoja caída de la fronda del techo natural que, traviesa como la primavera, se metía en el plato de fruta.

            Al llegar los invitados especiales, continuó el acto: Guillaumin hizo un breve recuento de su paso por la institución en donde destacó su participación en la elaboración de la plataforma electoral y en la instalación de las oficinas municipales de la Fundación y después, palpitando de feminismo parafraseó el lema de la campaña de la exgobernadora de Tlaxcala y hoy aspirante a gobernar el DF para “que devuelva el corazón a la capital”.

            Tras el discurso del nuevo presidente estatal de la Fundación, Harry Jackson, tomaron la protesta a los nuevos consejeros, fueron más de 20, pero quienes sorprendieron fueron: Inocencio Yáñez Vicencio y Domingo Alberto Martínez Reséndiz, quienes forman parte del gabinete de Fidel Herrera Beltrán, pero antes del Centro de Estudios de la Transición a la Democracia (CETRADE) hoy mejor conocido como CETRABU, Centro de Estudios de la Transición a la Burocracia, comentó uno de los compañeros reporteros que cubríamos el evento.

            En su turno, la presidenta Nacional de la Fundación, Beatriz Paredes, recordó su paso por las aulas de la Universidad Veracruzana y su vida en Xalapa, e insistió en la riqueza cultural, en un “discurso conceptuoso”, sobre la campaña de Madrazo, la política económica y social, leyó un texto en prosa poética, que un viejo reportero que escuchaba atento las dotes de vate de la tlaxcalteca dijo: “parece que se lo hizo Leticia Perlasca, quien fuera directora del IVEC” y que más o menos dijo lo siguiente: 

“…el acervo cultural de Veracruz es infinito, los ojos no alcanzan sosiego ante el deslumbramiento desde el Totonacapan hasta Tlacotalpan, los oídos no duermen nocturnos por la carencia de la voz divina en rima de amor, el olfato se ensancha aromado por la vainilla que hace la atmósfera en donde vuelan sus sueños los hombres alados de Papantla, el gusto se expande como humedeciendo el acuyo, hoja santa que envuelve al pez en la cocina costeña, el tacto se vuelve luciérnaga, dedos de luz, cuando toca los requiebros del encaje del traje mestizo de la jarocha hecho magia y fantasía al interpretar La Bruja, la cultura popular veracruzana, hace que los cinco sentidos de la especie humana se multipliquen, se potencien, infinitud de lo humano que requiere del arte para concebirse, de la cultura para persistir, esa fuerza pluriétnica de la veracruzanía ha tenido para recrearse y florecer pilares institucionales que hay que acrecentar y proteger…”

Finalmente al entregarle un reconocimiento al saliente presidente de la Fundación Colosio, Guillaumin Croda, se cantó el Himno a Veracruz, que la mitad del presidium, los jóvenes lo cantaron, pero la vieja guardia, como Bravo Garzón, Guillermo Zúñiga, Marcelo Ramírez y Silvio Lagos, no lo hicieron seguramente porque no se lo sabían a pesar de que tenía cinco meses de aprobada la composición por la Legislatura.

            Otros nombres de los nuevos consejeros de la Fundación fueron: Javier Duarte de Ochoa, Edgar Spinoso Carrera, Gerardo Mancilla Arteaga, Adolfo Montalvo Parroquin, Eugenio Vázquez Muñoz, Arturo Jaramillo Díaz de León, Jonny Archer Rodríguez, Fernando Baños, Oscar Aguirre Zarrabal, Silvio Lagos Galindo, Miguel Macías Parra, Salvador Manzur Díaz, Francisco Javier Escalera Carbonel, Luis Manuel Brito Gómez, Anibal Pacheco Gómez, Cornelio Pérez Isidro, Elías Galicia Bravo, Mónica Mendoza, Vicente Escalante, Carolina Gudiño, Marlon Ramírez, Raúl de la Huerta, Alejandro Garnica, Luz Angélica Gutiérrez, David Velasco Chedraui, de los que muy probablemente, la mitad estuvo ausente.

            Cabe destacar en la lista a los comunicadores: Mónica Camarena y Gustavo Filobello Niño; a otros políticos como Tomás Carrillo, Amparo Álvarez Castilla, Sergio Villasana, Dalos Ulises Rodríguez, Bertha Hernández Rodríguez, Silvia Domínguez López y Olivia Domínguez Pérez.

            Así en un ambiente ecologista sin el aliado electoral, transcurrió el evento que inauguró la esencia mexicana de mezclar con la política, el ecologismo, la cultura y los placeres para finalmente hacer lo mismo que el viejo PRI, ignorar e imponer a las mayorías, sus gastados discursos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: