94 mil niños engañados por el gobierno de Fidel Herrera Beltrán no recibieron su beca

*Anuncian 100 millones de pesos para estos estímulos y solo destinaron 756 mil pesos

*La Dirección Estatal de Becas niega información, pese a que Gerardo Buganza dice que en el gobierno de Duarte hay transparencia

 Norma Trujillo Báez

En la Dirección Estatal de Becas las cifras no cuadran: en el 2010 denominado “año del desempeño escolar”, por la administración de Fidel Herrera Beltrán, se anunció más de 100 millones de pesos para 94 mil estímulos a estudiantes veracruzanos de primaria, secundaria y Bachillerato, mientras que en una solicitud de información a la Secretaría de Gobierno del Estado, los apoyos otorgados y el monto pagado es 100 veces menor, ya que solo entregaron 649 becas y solo se destinaron 756 mil 160 pesos, sin embargo, estos recursos aún no han llegado a los becarios.

Las becas en los informes de gobierno

En el quinto informe de gobierno de Fidel Herrera Beltrán, correspondiente al ejercicio presupuestal de 2009, se informaba que en el Programa de Estímulos a Estudiantes Veracruzanos, en el subprograma “Becas a la excelencia”, “Becas Económicas y Académicas” y “Apoyos a personas con discapacidad, deportistas y artistas” se habían entregado 642 mil 200 estímulos, de los cuales 174 mil correspondían a 2009 para todos los niveles educativos.

                Se había precisado que las de “Excelencia” fueron 157 mil becas, de las cuales 102 mil 300 habían correspondido a nivel Primaria, 36 mil 990 a secundaria, 12 mil 26 a bachillerato, 5 mil 260 a licenciatura, 873 a posgrado, 19 por servicio social y 186 estudiantes con alguna discapacidad, que representaban 60.9 millones de pesos. Además de mil 948 para estudiantes en el extranjero.

                En un diagrama comparativo de las becas de excelencia entregadas en el 2005 se habían beneficiado 55 mil 881 estudiantes con una inversión de 17 millones 594 mil pesos; en 2006, 94 mil 221 beneficiados y una inversión de 30 millones 748 mil pesos; en 2007, 127 mil 503 y 44 millones 809 mil pesos invertidos; en 2008, 148 mil 747 con 58 millones 783 mil pesos; en 2009 157 mil 732 y 60 millones 910 mil pesos.

Los datos de la Unidad de Acceso a la Información de la SEGOB 

            En la solicitud de acceso a la información vía INFOMEX número de folio 006081, promovida por quien esto escribe, la Secretaría de Gobierno, por medio de la Unidad de Acceso a la Información, contestó que el número de becarios en el 2008 fue de 134 mil 827 becarios, de los cuales 91 mil 625 eran de primaria, 31 mil 534 de secundaria y 11 mil 668 de bachillerato; en 2009 se redujo al 2%, al sumar sólo 4 mil 588, de las cuales 2 mil 135 fueron de primaria, mil 432 de secundaria y 1021 de bachillerato y para el 2010, prácticamente desaparecen al sumar sólo 649, de las cuales de primaria fueron 327,  de secundaria 203 y 119 de bachillerato.

                Cuando en el Informe de Gobierno de 2008 se reportaron 148 mil 747, es decir 14 mil más y en 2009 157 mil 732, esto es 153 mil más, del año 2010 no tenemos referente de comparación pues no se encontró el informe respectivo, lo que implica que cuando menos ni los diputados ni el Órgano de Fiscalización se dieron cuenta de estos engaños y peor aún para los niños que les dijeron les darían un estímulo por su desempeño académico.

            En relación a las sumas invertidas en 2008 se reportaron vía INFOMEX 57 millones 602 mil pesos y en el Informe respectivo 58 millones 783 mil 26 pesos, estos es una diferencia de más de un millón de pesos; en 2009, 13 millones 89 milpesos y en el Informe se reportaron 60 millones 910 mil pesos, es decir una diferencia de 47 millones de pesos; aunque de 2010 no tenemos la cifra del Informe, la solicitud para INFOMEX reporta un millón 898 mil pesos para todos los niveles educativos.

            Pero más allá de las cifras y de la moralidad nos preguntamos si no se habrá cometido un delito por utilizar a los menores y mentir en documentos públicos porque no es un error mecanográfico.

Un poco de historia

El 25 de octubre de 2010, la directora del Programa Estatal de Becas, Claudia Ramón Perea, declaró que se invertirían 100 millones de pesos para pagar los estímulos a 94 mil alumnos, estos independientemente de la gestión que realizaba el gobierno con las instituciones de educación privada que implicaba un descuento entre el 10 y el 50% según la escuela de que se tratara y de acuerdo a la Ley Estatal de Educación que obliga a las escuelas privadas a dar un porcentaje de becas.

            Y más aún hacía un balance de la administración de Fidel Herrera Beltrán (2004-2010) que durante su sexenio se habían beneficiado a 640 mil alumnos , agregaba que en el primer año de su administración había entregado 50 mil becas y en el 2009, el quinto año se había beneficiado a 174 mil estudiantes y que además estaba censando a los hijos de los “juarochos” regresados en ese año por iniciativa del de Nopaltepec para incluirlos en el beneficio.

            Mientras la funcionaria decía sus cifras alegres, en el semanario Proceso se había publicado en “La palabra de lector” en el 2007, el caso de Kevin Jair Juárez Cruz, un menor de 16 años de Álamo Temapache, quien había ganado la “Olimpiada Estatal del Conocimiento Infantil” cuando estudiaba en la Escuela Secundaria Federal Diurna “18 de Marzo”, su padre de oficio albañil carecía de recursos para seguirle dando estudios, pero aun cuando había solicitado una beca esta nunca le fue otorgada por Herrera Beltrán.

            Igual suerte corrió con la que después logró con el gobierno federal, pues en el 2010 (en el número 1792), tuvo que recurrir nuevamente al semanario para explicar que le habían retirado la beca de 2 mil 800 pesos que había conseguido en el mes de marzo se la retiró la Subsecretaría de Educación Media Superior de la SEP porque su familia ya recibía apoyo de “oportunidades”, pero el Estado nunca atendió su petición a pesar de su excelencia académica y sigue esperando una respuesta del actual Secretario de Educación de Veracruz, Adolfo Mota Hernández.

            Otro conflicto que se hizo público por la cantidad de becas anunciadas, las realmente entregadas y el origen de su financiamiento  fue el que en tribuna en el 2009, se dio entre los diputados porteños, Sergio Vaca Betancourt con Carolina Gudiño, hoy presidenta municipal de Veracruz, la priísta había acusado al convergente de haberse comprado un automóvil de lujo, un Mercedes Benz 2009 y ella presumió que pagaba de su salario 200 becas mensuales que se entregaban a menores de edad del puerto de Veracruz cuando un diputado ganaba nominalmente 51 mil pesos mensuales, según la página del Congreso.

            En respuesta, el diputado convergente le reviró que si ella ganaba lo mismo que él, no le alcanzaría para pagar las becas porque ella no viene de una familia dinerada ni cuenta con un negocio que le que le permita pagar esos apoyos, además de los 20 espectaculares para su informe de labores y los salarios de sus asesores que ganan 30 mil pesos mensuales, que es más de la mitad de lo que ganan los diputados.

            Sin embargo, en el mes de diciembre de 2010, los universitarios habían hecho movilizaciones porque se les adeudaba sus becas y gestores de los estímulos de los de “Excelencia académica” de distintos municipios de la entidad se habían quejado que desde el 2008 no les habían llegado los cheques a los menores y sin embargo, en los informes aparecían como entregados, sin que en realidad lo hubieran hecho.

            En este contexto vale la pena condenar que se haya utilizado a los niños y adolescentes para hacer campaña política por un partido, en el mejor de los casos, pero en el peor,  por el desvío de recursos porque se anunciaron 100 millones de pesos y en el Informe 2010 se reportó que ni siquiera un millón de pesos se pagaron a los estudiantes, pero lo más grave es que los dos responsables de este programa, el Secretario de Gobierno, Reynaldo Escobar Pérez y su directora, Claudia Ramón Perea, hoy forman parte de la administración de Javier Duarte en la Procuraduría de Justicia y en la Dirección de Atención al Migrante.

¿Transparencia?           

 Y ante la transparencia que el gobierno duartista ha pregonado, y sobre todo, el secretario de gobierno, Gerardo Buganza Salmerón, se espera que en el recurso de revisión a la solicitud de información (que está en proceso ante el IVAI) se de respuesta a la información solicitada:

            1.- se dé listado de becarios de primaria, secundaria y bachillerato, de los años 2008, 2009 y 2010, distribuidos por municipios, así como las fechas de pago y monto total de la beca.

            2.-Se informe a cuántos becarios se les debe recurso, cuál es el monto total que no se ha pagado durante los años 2008, 2009 y 2010

            Es la información que la Dirección Estatal de Becas, dependiente de la Secretaría de Gobierno, ha señalado como reservada, pero que de acuerdo a la Ley de Acceso a la Información y Transparencia, tendría que ser pública.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: